Últimos tweets
Couldn't connect with Twitter

Disfrutando la Costa Oeste EEUU, las Vegas, Parques Nacionales y San Francisco.

Disfrutando la Costa Oeste EEUU, las Vegas, Parques Nacionales y San Francisco.

Las Vegas, parques nacionales y San Francisco.

A partir de este momento el viaje cambió totalmente. Esta etapa del viaje fue alucinante, creemos que la que más nos gustó. Aunque todo lo visto hasta ahora nos encantó, pero estos últimos días aún más.


Dejamos atrás el desierto, para llegar a otro estado, Nevada y a su famosa ciudad de “mentira” en medio de la nada, donde casi cualquier cosa es posible.

Las Vgas NYNY
Montaña rusa en New York New York Hotel

Welcome to Las Vegas: la ciudad que nunca duerme. Montañas rusas dentro de los hoteles, pareciendo auténticos parques de atracciones; limusinas por todos sitios, disfraces de Elvis y Marilyn; espectáculos de fuentes de colores, neones, luces y música por cualquier rincón. En esta ciudad puedes tener o hacer casi todo. Y tanto es así, que ¡nos casamos en Las Vegas! Ya teníamos fecha en España para noviembre, justo tres meses después de mi 40 cumpleaños, pero David me dio una súper sorpresa. Lo preparó todo con tiempo y cariño y fue alucinante.


Lo único que me había dicho en España es que llevara un vestido mono para alguna comida que había reservado. Eso hice, un único vestido y ropa bonita para Iván.

Esa mañana, la de mi cumpleaños, salimos del hotel (yo con mi vestido) y en la puerta nos esperaba una limusina para llevarnos a nuestra Wedding Chapel. Cuando Iván vio que eso era para nosotros alucinó y no paró de hablar hasta que llegamos a la capilla… Tanto es así que el chófer se reía, y nos dijo este chico será presidente, jajaja. Llegamos a la capilla y fue divertidísimo.

Un Elvis de 2 metros de altura fue quien me llevó al altar y nos casó un maestro de ceremonias encantador. Cantamos, bailamos, nos grabamos e hicimos fotos y pasamos un rato estupendo los tres. Nosotros no registramos oficialmente la boda, porque nos casábamos en España pronto; pero es un trámite no demasiado difícil que se puede hacer, por si estáis interesados. Esta es la web: https://www.gracelandchapel.com/ podéis elegir el tipo de ceremonia que queráis y multitud de paquetes diferentes. La verdad es que para nosotros fue inolvidable, veréis fotos de John Bonjovi porque se casó ahí…

Luego volvimos a nuestro hotel, New York New York a disfrutar del día y de la piscina.

Durante esos días paseamos por diferentes hoteles, vimos el espectáculo de luces de la fuente del famoso Belaggio, paseamos bajo un sol de justicia recorriendo hoteles hasta llegar al famoso cartel de Welcome to fabulous Las Vegas, Nevada, donde hicimos la correspondiente cola para la foto.

Nos impresionó lo que hemos visto tantas veces en las películas: 24h al día de juego en sus casinos, y eso es tal y como te lo imaginas.

Las Vegas merece una visita, a nosotros nos gustó e incluso a Iván. Sólo los paseos nocturnos viendo los hoteles, sus luces, atracciones le encantaron. Es una ciudad muy artificial y tiene su punto hortera, pero tiene algo que atrae.

Antes de emprender ruta a otro destino, madrugamos para ir a un Outlet a las afueras de Las Vegas. Hicimos muchas compras bastante bien de precio. Las Vegas Premium Outlets North.

Después nos esperaban 5 horas hasta nuestra siguiente parada. Volvíamos a cambiar de estado, entrando nuevamente en California.

En ese trayecto hay quien ve Death Valley. Pero el viaje era largo e Iván se acababa de dormir en el coche; así que lo dejamos pendiente para la próxima vez 😉

Ahora sí que cambiamos totalmente de paisaje, y lo necesitábamos.

Después de tanto calor agradecimos el fresquito de Mammoth Lakes, sus valles, lagos y paisajes tienen una belleza impresionante.

Llegamos por la tarde a nuestro alojamiento: Tamarack Lodge & Resort . Y nos fuimos a cenar al pueblo porque en el hotel había un evento y no podíamos cenar. Así que fuimos a un restaurante que recomendaba tripadvisor, http://www.burgersrestaurant.com/ tomamos unas hamburguesas súper ricas, de las mejores del viaje. Después vimos que la plaza estaba bastante animada, había un dj y allí que nos fuimos a bailar como si estuviéramos en una feria de pueblo. Iván lo dio todo y nosotros con él. Estaba muy animado pero acabó prontito.

Mammoth Lake

Nuestro hotel estaba junto al lago y su ubicación era magnífica; fue allí donde empezamos a ver los avisos de que no dejáramos comida en los coches por los osos. Al día siguiente madrugamos para recorrer los alrededores; las vistas desde los lagos eran preciosas además nos hizo un día espectacular. Hay unos paisajes de postal.

Antes de comer cogimos el coche para dirigirnos a Yosemite. 

Fue un día de trekking por los alrededores, vimos ciervos, ardillas, y unos paisajes maravillosos.

Nos alojamos en Yosemite Valley Lodge 

Toda la información sobre el parque la encontramos en: https://www.travelyosemite.com/

La primera tarde hicimos un recorrido no demasiado largo, en el que vimos las primeras Sequoias y pasamos por una de las más famosas, que hay que atravesar. Iván iba algo cansado, pero conocimos a una familia venezolana encantadora y él dio todo lo que pudo sin quejarse para demostrarles lo viajero que es. 🙂

Las dos noches cenamos en uno de los restaurantes del alojamiento. Al día siguiente recorrimos el parque, visitando sus famosas cascadas. Comimos unos bocadillos junto a un riachuelo y al fin divisamos la vista más famosa de Yosemite el Half Dome. Es una auténtica maravilla. Lo último que hicimos fue subir a Glacier Point; allí las vistas son sobrecogedoras, de esos momentos en que te quedas sin aliento. Merece muchísimo la pena subir hasta allí.

Nuestro alojamiento era súper cómodo al estar dentro del parque. Para Iván era un parque temático: junto a nuestra cabaña y desde la ventana veíamos ciervos, ardillas y él deseaba ver algún oso, pero eso fue imposible… Nos hubiéramos dado un buen susto.

Al día siguiente seguimos la ruta, ya dejábamos los parques para terminar nuestro road trip en una de las ciudades que más me apetecía conocer. No pudimos visitar Mariposa Grove, el famoso parque de sequoias, porque estaba cerrado por mejoras. Nos dio muchísima pena la verdad porque es un lugar que hay que visitar. Así que otra razón más para volver. Abrían en 2018, si vais contadnos en comentarios y ponednos los dientes largos ;=)

Nuestro siguiente alojamiento se encontraba a la salida del parque, pues a la mañana siguiente ya emprendíamos camino a San Francisco. Ese día fue el eclipse de sol y lo intuimos bastante desde el alojamiento, fue brutal.

Llegamos a una de las ciudades que tenía ganas de conocer : San Francisco

Desde que vi Full House, Padres Forzosos: San Francisco. Su “Wake up San Francisco” no se me olvidará jamás. No decepciona, volveremos, pues han quedado pendientes paseos y disfrute tranquilo.

Estuvimos dos días completos que dieron bastante de sí. La primera tarde que llegamos visitamos la Universidad de Berkeley Estaba súper animada, había una feria de emprendedores y fue genial pasear por allí y ver sus avances. Siempre visitamos las universidades, es deformación profesional, estamos muy orgullosos de la nuestra pero cuando ves esos campus alucinas.

Nos alojamos en un hotel funcional que no nos emocionó demasiado pero bueno la zona estaba rodeada de restaurantes y pudimos dejar unos días las hamburguesas para comer comida asiática rica. Uno de los locales donde estuvimos, que estaba justo detrás del hotel fue Dragon Well Muy recomendable.

Al día siguiente madrugamos para visitar el archifamoso Golden Gate. Fuimos paseando desde el hotel, merece mucho la pena ir caminando, ver Marina District e ir acercándote a él. De hecho al principio estaba cubierto de nubes y cuando ya llegamos desaparecieron y lo vimos completamente. Es genial verlo tan cerquita y caminar por él. Por cierto al llegar compramos souvenirs en la tienda que hay junto al puente, nos gustó bastante, originales y con estilo.

San Francisco 2
San Francisco Pier

Después seguimos caminando a Fisherman’s Wharf, está muy animado y más aún si vas al Pier 39 para conocer a sus famosos leones marinos: son uno de los atractivos turísticos más concurridos. Iván alucinó con esas luchas territoriales que tienen y nosotros también. Es muy curioso que hayan hecho del pier su hogar.

Después de comer fuimos a China Town, donde hay multitud de tiendas y calles llenas de farolillos. Un bonito barrio con una de las poblaciones chinas más grandes del mundo.

lombard street

Finalizamos el día visitando Lombard Street (la famosa calle que hace zigzag). Es increíble de verdad pero nos costó hacer una foto buena… Agradecimos no conducir por la ciudad, pues aunque los coches son automáticos las cuestas son monumentales.

El siguiente día cogimos el tranvía para ir al centro. Vimos el barrio de Tenderloin, donde se ubica el Ayuntamiento, Opera House y hay un famoso mercado. Después nos fuimos a visitar Alamo square y ver sus Paint ladies y recordar de nuevo la entradilla de Full House. Había un parquecito al lado que fue genial para Iván.

San Francisco Paint Ladies
San Francisco tranvia

Volvimos al Tranvía para sentir las bajadas, wow qué experiencia nos encantó no dejéis de hacerlo. Además son taaaan bonitos. Nos encaminamos hacia Haight Ashbury (hippie), donde fuimos parándonos en librerías preciosas, tiendas súper originales y disfrutamos muchísimo su paseo. Continuamos al barrio de Castro, el primer barrio gay de Estados Unidos, con una historia reciente de lucha y activismo LGTBI, hubo un vecino que nos paró y estuvo contándonos la historia de Harvey Milk, fue muy auténtico, merece infinito la pena pasear por un barrio tan colorido y abierto.  No os perdáis las placas del Rainbow Honor Walk, que dan visibilidad a algunas de las contribuciones a la sociedad de personas LGTBI como por supuesto Harvey Milk, Óscar Wilde, Federico García Lorca, Virginia Woolf, Alan Turing…

Por último visitamos Mission district con multitud de fachadas decoradas y donde vimos la Misión Dolores.

Nuestra impresión de San Francisco no pudo ser mejor, es una ciudad abierta, animada, con cuestas infinitas pero un encanto fuera de lo común. ¡Volveremos!

A la mañana siguiente nos dirigimos hacia Monterrey

Después de haber visto Little big lies, aún tengo mejor recuerdo. Hicimos un recorrido por la reserva estatal de Point Lobo, donde vimos nutrias en libertad, fuimos hasta Carmel y  bajamos la Big sur para dormir en Quality Suites Downtown en San Luis Obispo. Aunque el hotel estaba bien, la experiencia fue regular. El pueblito es mono, se puede visitar la zona más céntrica en un ratito.  El último día visitamos Santa Bárbara e hicimos una parada en su palacio de justicia que es colonial. Los vigilantes hablaban español perfectamente y nos contaron la historia y fueron súper amables con Iván.

Tras la visita volvimos a Los Ángeles. Ahora ya hay vuelo directo a San francisco con Iberia, pero en ese momento para hacerlo directo sin escalas tuvimos que volver a Los Ángeles.

La verdad es que fue un viaje inolvidable, en el que hicimos tantas cosas y tan variadas que no nos pudo dejar mejor sensación de boca. Viajar a EEUU con niños es muy cómodo, con o sin carro porque los recorridos son muy accesibles y atractivos para ellos. Además puedes ir mezclando parques de atracciones o espacios naturales en los que pueden ver animales que les van a encantar. Quizá lo peor la comida, echamos mucho de menos la nuestra y aunque íbamos a supermercados y hacíamos cenas en los hoteles no era lo mismo.

5.0
01
No Comments

Post A Comment

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar