Últimos tweets

Disfrutando Dinamarca en familia

Disfrutando Dinamarca en familia

Semana Santa en Dinamarca con niños

Después de un invierno viendo la serie danesa Borgen, que narra la vida de la Primera Ministra, teníamos muchas ganas de conocer este país nórdico. En 8 días se puede recorrer perfectamente, así que las vacaciones de Semana Santa eran la ocasión perfecta para disfrutar en familia de Dinamarca .

Logística

Como siempre, planificamos la ruta con bastante antelación para intentar encontrar alojamientos económicos en un país que no es especialmente barato.

Desde Madrid las dos compañías aéreas que operan la ruta son Iberia Express y Norwegian. Con ambas se pueden encontrar billetes de ida y vuelta por debajo de los 100 euros.

Aunque es un país de la Unión Europea, su moneda oficial no es el Euro, sino la Corona danesa. Esto no supone ningún problema porque se puede pagar con tarjeta en todos los sitios.

El aeropuerto de Copenhague se encuentra a 9 km del centro de la ciudad y está muy bien comunicado mediante transporte público. Nosotros utilizamos el tren que sale hacia la estación central (Hovedbanegården) con un precio alrededor de los 5 euros, por un trayecto que tiene una duración de unos 15 minutos.

Llegando a la ciudad

Al salir de la estación pudimos ir andando a nuestro hotel que estaba ubicado a 400 metros en Mitchellsgade 14, el Cabinn City. La noche para los tres con desayuno estaba en unos 140 € y era de las opciones más económicas en el centro. Es un tres estrellas con habitaciones funcionales pero bastante pequeñas. De hecho a la ducha hay que entrar casi de lado, jejeje…

El primer día, tras dejar nuestro equipaje salimos directos al cercano parque de atracciones Tivoli que abre de abril a septiembre, en Halloween y durante el periodo navideño. La entrada al recinto cuesta unos 14 € y es gratuita para los menores de 7 años. Las atracciones se pagan aparte. El parque estaba precioso, decorado con infinidad de huevos de pascua. Allí pudimos disfrutar de la Guardia del Tivoli, formada por jóvenes que marchan al ritmo de tambores emulando a la Guardia Real de Copenhague. Visten con casacas rojas y altos sombreros negros. Como tuvimos suerte con el tiempo e hizo un día soleado, pudimos comer disfrutando de sus jardines. Había espectáculo en el escenario y nos pusimos en una de las hamacas que tienen dispuestas alrededor para poder disfrutarlo.

Copenhague es una ciudad bastante llana y con grandes avenidas, lo que hace muy fácil recorrerla andando o en bicicleta.

Después nos fuimos hacia la plaza del ayuntamiento donde se encuentra la famosa estatua del escritor y poeta Hans Christian Andersen, autor de obras tan conocidas como «El patito feo», «El soldadito de plomo» o «La sirenita».

Desde allí salimos hacia el Nyhavn o “puerto nuevo” que es uno dos sitios más fotografiados de la capital danesa con sus típicas fachadas de colores. La zona está llena de sitios para tomar algo, y aprovechamos para cenar y poner fin al primer día de nuestra escapada.

Semana Santa Dinamarca Nyhavn

El día siguiente lo comenzamos visitando el Jardín botánico. Su famoso invernadero de cristal contiene un gran número de palmeras. Muy cerca está el castillo de Rossenborg que pudimos ver por fuera.

Semana Santa Dinamarca Invernadero

La siguiente parada era el complejo de palacios reales de Amalienborg, residencia oficial de la familia real danesa  y donde se puede disfrutar de un entretenido cambio de guardia diariamente a las 11.30 horas.

Terminamos la mañana dando un paseo de un kilómetro por la costa hasta llegar al símbolo de la ciudad, la escultura en bronce de la sirenita. Debemos reconocer que de primeras decepciona un poco, quizás porque uno se la imagina más grande, con otro fondo… pero cuando vuelves a ver las innumerables fotos que uno se hace allí, acabas cogiéndole cariño. Es un icono de la ciudad.

Semana Santa Dinamarca Sirenita

La tarde la pasamos en Christiania una ciudad que se autogobierna y está dentro de la ciudad de Copenhague. Los terrenos pertenecían al ejército. Christiania se proclamó independiente de Dinamarca. Allí sus habitantes marcan sus propias reglas. La visita no suele dejar indiferente a nadie. Eso sí, recordad que está prohibido realizar fotografías en su interior. Aunque para ser franco, hicimos alguna y no hubo ningún problema. Merendamos en unos de sus cafés, Cafe Loppen. Un sitio con mucho encanto.

También disfrutamos en el mercado Copenhagen Street Food, donde degustamos gastronomía de todo el mundo en un ambiente muy animado y algo alternativo. Está al final de Nyhavn y es un lugar muy recomendado.

Para los amantes de la buena cocina no hay que olvidar que en esta ciudad está el restaurante que ha sido nombrado varios años como el mejor del mundo, el Noma. Eso sí, conviene saber que su menú degustación está por encima de los 300 €. ¡Nosotros de momento lo dejamos para una próxima ocasión!

Tras el buen sabor de boca que nos había dejado esta ciudad nos pusimos en marcha con nuestro coche de alquiler para recorrer los puntos más importantes del país en los próximos días.

Visita a ELSINOR

Esta ciudad portuaria del noreste de Selandia es famosa por su Castillo de kronborg, conocido por ser el escenario de la tragedia Hamlet, de William Shakespeare. Desde sus torres pudimos ver la costa sueca ubicada a tan solo 5 kilómetros. Iván disfrutó muchísimo. En el patio central había un montón de juguetes de madera para que los niños jugaran. También en el interior había una zona infantil llena de piezas de lego para que los pequeños se divirtieran.

Semana Santa Dinamarca Elsinor

Descubriendo ODENSE

Nuestra siguiente parada fue Odense. Esta ciudad nos encantó, no nos extrañó que aquí naciera Hans Christian Andersen, pues es un lugar de cuento donde realmente inspirarse para escribir. 

Semana Santa Dinamarca Odense

Para llegar tuvimos que atravesar el puente colgante más largo de Europa que une la isla de Selandia con Fionia. Se encuentra a 150 km al oeste de Copenhague y es otro de los escenarios de una de nuestras series favoritas “El Puente”, ¿la habéis visto? La versión sueca es genial ;).

Destaca su catedral (St. Knuds) de estilo gótico construida en ladrillo visto rojo y la casa natal de Hans Christian Andersen que es una construcción muy típica de la zona en un barrio con casas de estilo tradicional, de principios del siglo XIX, con sus fachadas de colores. De estos barrios tan instagrameables, ya nos entendéis.

Dormimos en un Bed&Breakfast totalmente recomendable, el B&B No. 33 ubicado en un tranquilo barrio residencial con un parque infantil al lado para nosotros solos. Como casi todos los alojamientos nórdicos y de los países bajos, tenía un montón de juguetes para Iván y eso hace que él cada vez que vamos a un nuevo sitio pregunte si tendrá juegos. Le encanta ir cambiando de sitio. Dinamarca es un super destino para disfrutarlo en familia

Jelling, donde nació Dinamarca

De camino a Aarhus, ya en la península de Jutlandia, hicimos una breve parada para ver los Túmulos que acogen los restos del rey Gorm de Dinamarca y de su mujer Thyra Danebod, las piedras rúnicas y la iglesia de Jelling, muy importantes para la cultura nórdica. Es un sitio muy curioso Patrimonio  Cultural de la UNESCO. Dicen los daneses que es el lugar donde nació Dinamarca, pues es el primer sitio donde se reconoce escrito el nombre del país. Es curioso y si pasáis por la zona merece la pena parar y ver este sitio lleno de historia.

Semana Santa Dinamarca Jelling

Conociendo AARHUS

Una vez en Aarhus, comenzamos la visita en el Den Gamle By.  Es un museo al aire libre con la recreación etnográfica de una ciudad con 75 casas de época. Allí Iván se lo pasó en grande y tuvimos una de las anécdotas más divertidas del viaje. Cuando estábamos recorriendo el parque que estaba totalmente tranquilo, de repente empezaron a repartir banderitas de Dinamarca. Algunas personas nos decían que venía la reina. Nosotros no entendíamos qué pasaba, hasta que apareció una sonriente mujer rodeada de fotógrafos que efectivamente era la Reina Margarita II de Dinamarca y que iba a inaugurar una exposición allí. Para nosotros fue bastante curioso, pues aquí hubiéramos sido cacheados y casi seleccionados para entrar ese día en el museo, con muchas medidas de seguridad y control. Pero allí nada de nada, la reina pasea como uno más.

Así que tras este noble encuentro nos dimos una vuelta por la ciudad para terminar en el Marselisborg Deer Park que está en las afueras rodeado de frondosos bosques y donde puedes ver en libertad a varios grupos de ciervos que están acostumbrados a la presencia humana y a los que se puede dar de comer. Para los peques es toda una experiencia poder tenerles tan cerca.

Dormimos muy cerca de allí en Aarhus bugtens Perle (Ajstrup Strandvej 186, 8340 Malling), en primera línea de playa. Este día tuvimos un percance con el alojamiento. Llegamos a la casa y resulta que había alguien y nos dijeron que era un fallo de Booking, pero resultó que todo lo contrario. La gente que estaba en el alojamiento se había equivocado de fecha y tenía reserva para el día siguiente. Pero los daneses son tan acogedores y amables que los propietarios del alojamiento nos cedieron su casa, dormimos en la casa de los dueños y nos dejaron usarla al completo. Nos devolvieron casi todo el dinero de la reserva porque en el fondo no era nuestra culpa y no pudimos disfrutar de la casita que habíamos reservado.

SKAGEN

Decidimos llegar al extremo norte del país para ver donde se juntan el mar Báltico y el mar del Norte. Es un espectáculo único, rodeado de dunas cubiertas de carrizo y salpicado por enormes búnkeres de la II Guerra Mundial. La ruta andando desde el faro que es donde se puede dejar el coche es de unos 50 minutos i/v. Conviene llevar protección para el fuerte viento que suele hacer en la zona.

Esa noche dormimos en Klitgaards Holiday Apartment 

FARO RUBJERG KNUDE

Al día siguiente madrugamos para ir a ver el Rubjerg Knude. Se trata de un faro abandonado construido en 1899 en la parte alta de una colina, a unos 60 metros sobre el nivel del mar. Hoy en día está semienterrado por la arena y nos regala unas preciosas fotografías desde cualquiera de sus ángulos. Aprovechamos además para tirarnos rodando por sus dunas.

Esa noche dormimos en el mejor alojamiento de todo el viaje Bøjden Bed & Breakfast.

Último día, visitando ROSKILDE

Aquí hicimos la última parada de nuestro viaje antes de llegar al aeropuerto para volver a casa. Nos pillaba de camino y así hacíamos parada antes de llegar a Copenhague.

Vimos la catedral de Roskilde uno de los iconos de la ciudad. La catedral es de estilo gótico y como fue lugar de sepultura de la mayoría de los reyes y reinas de Dinamarca, ha hecho que se adapte a lo largo de los años a los gustos de los distintos tiempos hasta el siglo pasado.

Dinamarca es un destino tranquilo, en el que no puedes esperar ver paisajes naturales ni construcciones o arquitectura representativas.  Sin embargo merece una visita para descubrir que los daneses son felices porque viven en una tierra tranquila, con bastante seguridad y un modo de vida sencillo. Su “hygge” está latente en cada ciudad y en cada barrio. Nosotros os la recomendamos para hacer un roadtrip y disfrutar del slowtravel en familia. Las vacaciones de Semana Santa son perfectas para hacer disfrutar Dinamarca en familia y tener una buena panorámica el país.

Ya sabéis que nosotros organizamos todo el viaje por nuestra cuenta pero si preferís hacer alguna visita guiada o en tour, os dejamos este enlace.

De todos modos, si preferís quedaos en España en Semana Santa os recomendamos otro destino que nos encantó. La Palma, podéis leer nuestro paso por allí en el post.

¡Hasta pronto viajeras y viajeros!

ÚLTIMOS POST:

Disfrutando Dinamarca en familia
5 (100%) 2 votes
2 Comments
  • Paloma
    Posted at 19:44h, 09 abril Responder

    ¡Me ha encantado el post! Muchas gracias por compartir la ruta. Nos vendrá genial para los 5 días que nos esperan allí Tenía claro lo de ir a Odense pero no sabía qué otros sitios podrían ser interesantes. ¿Qué tal las comidas?

    • Disfrutando del Viaje
      Posted at 11:59h, 29 abril Responder

      Pues la verdad es que como es un país bastante caro, hicimos muchas comidas en los alojamientos, pues casi todo fueron B&B y apartamentos. No es demasiado destacable.
      ¡Gracias por tu comentario!

Post A Comment

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar