Últimos tweets
Couldn't connect with Twitter
@disfrutaelviaje en Instagram

Eslovenia en familia.

Eslovenia es un gran país para visitar en familia. Sin duda fue uno de los descubrimientos de 2019. Habíamos leído y oído mucho sobre el país, pero hasta que no lo ves no te das cuenta de lo maravilloso que es.

 

Nuevamente el tiempo y la época para nosotros fueron ideales. Como os contábamos en anteriores post, este viaje lo hicimos en Semana Santa y como la combinación de vuelos no es muy buena, preferimos volar a Bolonia y pasar unos días visitando Sirmione y Verona, luego hacer una mini ruta por Dolomitas, para al final continuar al destino principal del viaje y disfrutar Eslovenia en familia.

 

Dejamos atrás Dolomitas y cruzamos la frontera por el Este del país, a la altura del río Ucja. Entramos por una carretera que estaba cortada de salida del país, pero  no nos dimos cuenta hasta que la cruzamos… El paisaje fue brutal al entrar, bosques súper densos y verde por cualquier lugar por el que miraras. Durante kilómetros no vimos ningún pueblo.

 

Nos dirigimos a nuestra primera parada.

 

 

KOBARID

 

En Kobarid aparcamos en el centro del pueblo y nos dirigimos a la oficina de turismo que estaba allí mismo. Nos dieron un plano para poder recorrer el Historical trail. Un camino muy accesible, relativamente fácil y en el que empiezas a ver el color casi de otro planeta del Río Soça.

 

Este es uno de los lugares que no os debéis perder. Podéis hacer ruta larga o corta. Nosotros hicimos la larga y es algo dura para ir con niños. Con bebés podéis portear si la hacéis completa o si solo llegáis al puente quizá podéis llevar carro, allí os dais la vuelta.

 

 

Nosotros empezamos desde el pueblo y por el Puente de Napoleón. El camino es algo angosto en algunas partes, pero por lo general no tiene ninguna pérdida.

 

No os perdáis el puente, la cascada Kozjak, las líneas de defensa y búnkeres de la guerra.

 

Si queréis saber un poquito más sobre todo lo ocurrido aquí durante la II Guerra mundial, os recomendamos visitar el Museo de Kobarid, con una exposición sobre la historia que vivieron de cerca todos los habitantes de la ciudad durante la guerra. Como curiosidad, en este frente durante la guerra hirieron a Ernest Heminway y de esas vivencias surgió su novela “Adiós a las armas”.

 

Después de la ruta nos dirigimos a BOVEC dentro del parque Nacional de Triglav, donde hicimos una parada breve para ver otra de las gargantas y cascadas del Río Soça.

 

Tras la parada nos dirigimos a nuestro lugar de alojamiento en Kranjska Gora: Ramada Hotel & Suites Kranjska Gora

 

El hotel era bastante normalito y más orientado a la gente que suele ir a esquiar. Justo acababa de terminar la temporada y estaba todo de lo más tranquilo. Nos costó encontrar un sitio para cenar. Pero la ubicación para nuestra ruta fue muy buena.

 

 

SLAP PERIČNIK

 

Al día siguiente emprendimos la ruta y nuestra primera parada fue en Slap Peričnik, una de las cascadas más bonitas de Eslovenia y que disfrutamos prácticamente en soledad. No hubo problema de aparcamiento y su acceso es bastante fácil. Si vais con bebés, como siempre os recomendamos porteo y cuidado con los que tienen la edad del nuestro porque la piedra es resbaladiza y es mejor tenerles cerquita.

 

 

 

LAGO BLED

 

Ese mismo día nos aguardaba una sorpresa y es que por fin visitaríamos el Lago Bled. Llegamos hacia las 12, el trayecto desde la cascada es muy corto, y la verdad es que no tuvimos problema en aparcar. Lo hicimos en el parking del Camping. Os dejamos dirección: Veslaška promenada 1, 4260 Bled, Eslovenia y os lo hemos dejado en el mapa con toda la ruta.

 

Os recomendamos este aparcamiento situado justo junto al lago Bled, perfecto para hacer picnic, para alquilar un bote a la isla y para empezar la ruta a uno de los miradores. Nosotros compramos comida en el supermercado que había justo al lado y comimos con las vistas del lago.

 

 

Hicimos el paseo en barco que te lleva a la isla y siendo sinceros no nos emocionó. La isla no tiene nada, simplemente llegas, te dejan como unos 45 minutos para recorrerla y tocar la campana y vuelta. En nuestra opinión lo mejor del lago es hacer un paseo bordeándolo y sin lugar a dudas subir a uno de los miradores.

 

Nosotros subimos al de Ojstrica, una subida más o menos sencilla pero dura para los niños. Si son como el nuestro que son muy enérgicos no tendréis problema, pero con los que no están tan acostumbrados podéis ir haciendo paradas en algunos miradores que hay en la ruta. Tardaréis unos 30 minutos en hacerla y sale de “Kidričeva cesta”

 

 

Las vistas desde arriba fueron algo increíble de verdad, el lago con la isla en medio es espectacular.

 

Pensamos en visitar el castillo, pero íbamos con el tiempo justo y al final lo dejamos.

 

De camino a nuestro siguiente alojamiento hicimos parada

 

Esa noche dormimos en Bohjin en  Apartments Bohinjskih 7, súper nuevos en una zona tranquila de la ciudad y de 10.

 

 

 

GARGANTA DE TOLMIN Tolminska Korita (TRIGRAVSKI NARODNI PARK)

 

Se encuentra en el Parque Nacional de Triglav y es de los lugares que os recomendamos sin dudar. La garganta de Tolmin es un recorrido circular bastante fácil. La ruta va a un lado y otro del río y en ella hay varios puentes colgantes y miradores con unas vistas espectaculares, tanto de las paredes de roca esculpida y desfiladeros como del río Soca que continúa por aquí serpenteante con ese color turquesa tan característico.


Los puntos más característicos son El Puente del Diablo, uno de los más altos y con unas vistas espectaculares.


La cabeza del oso, que a nosotros nos parece un corazón

 

Las cuevas de Dante. Parece ser que Dante visitó las cuevas y se inspiró en ellas para escribir La Divina Comedia, situando allí el infierno.

 

No pudimos visitar la garganta de Vingtar pues estaba en obras, pero esta no nos decepcionó en absoluto, todo lo contrario.

 

El precio de acceso es de 5€ y los niños menores de 6 años no pagan.

 

 

Comimos justo al bajar y la verdad es que la ubicación después de recorrer la garganta es perfecta y los precios razonables. Además para los niños tienen un arenero con juguetes y se agradece después de la ruta. Okrepčevalnica Tolminska korita

 

Volvimos al alojamiento del día anterior e hicimos parada en el lago de Bohijn, que estaba super animado, se ve que es un lugar de vacaciones y de fin de semana. Iván metió los piececillos y se lo pasó bomba. Después hicimos parada en el parque infantil del pueblo, donde hizo amistad con un niño de la zona.

SKOFJA LOKA

 

Al día siguiente nuestra primera parada fue en un pueblo que sin duda os recomendamos. Aparcamos a las afueras pero a dos minutos del centro. Es medieval, tiene una plaza preciosa en la que tomamos un café y vimos a los lugareños con sus cestas llenas de huevos dirigirse a la iglesia.

 

Caminamos hasta la base del castillo, donde encontramos uno de los parques más chulos que vimos en Eslovenia y que os recomendamos si vais con niños. Lo difícil fue sacar a Iván de allí.

 

 

 

 

LIUBLIANA

 

Dejamos atrás Skofja Loka y nos dirigimos a la capital de Eslovenia Liubliana.

 

Estuvimos dos días completos, alojados en unos apartamentos ideales a tres minutos caminando de la plaza del mercado. Apartments Hiša Pod Gradom. Si reserváis allí podéis aparcar gratuitamente durante el fin de semana.

 

Os contamos sobre Liubliana en otro post, porque da para uno completo.

 

 

CUEVA DE POSTOJNA

Después de pasar dos días en Liubliana, decidimos ir a visitar uno de los mayores atractivos del país, las cuevas de Postojna.

Compramos las entradas online aquí; cogimos las que además incluían el Castillo de Predjama. Fuimos a primera hora y lo bueno es que no tuvimos que hacer cola, que en otras épocas está todo masificado.

El precio de adultos de la entrada que incluye la visita a las cuevas y el castillo de Predjama es de 35,70€ adultos y 2€ los niños hasta 5 años.

Y nuestra opinión sobre las cuevas, sinceramente nos parecieron excesivamente masificadas (y eso que ya os decimos que no era para tanto, fuimos en buena época y no había demasiado turismo) y además habiendo visitado otras cuevas en España como las del Águila o el Soplao, no nos sorprendieron tanto. Pero esto como todo, os recomendamos que vayáis y juzguéis por vosotros mismos.

Lo único bueno es que lo tienen bastante bien organizado y aunque los grupos sean demasiado numerosos para nuestro gusto, se hace todo de manera muy ordenada.

Para acceder vas en un tren que te lleva hasta el punto central, donde comienza la ruta a pie.

Fueron descubiertas hace más de 800 años y cuentan con 20 kilómetros de los cuales 5 son los que se pueden visitar, las formas de las estalactitas y estalagmitas crean figuras muy atractivas.

Hay una curiosidad dentro de esa cueva, en 2016 nació por primera vez en cautividad el conocido como pez humano, un pequeño dragoncito que puede vivir hasta 200 años y permanecer 8 años sin alimentarse. Es una criatura casi de ciencia ficción, tanto que antiguamente pensaban que eran crías de dragón. Su nombre es Proteus anguinus y nos recordó mucho al ajolote mexicano. Quizá fue una de las cosas que más nos llamaron la atención.

Nos hablaron de las cuevas de Skocjan, pero no teníamos tiempo de hacer todo, las dejamos pendientes para la próxima vez.

CASTILLO DE PREDJAMA

Dejamos atrás las cuevas para dirigirnos a otro de los puntos más visitados del país. El Castillo de Predjama, está a escasos 15 minutos en coche de las cuevas y como llevábamos las entradas ya reservadas nos despreocupamos al llegar y lo primero que hicimos fue comer con vistas al castillo. Hay varios restaurantes con terrazas y una ubicación perfecta hacia el castillo.

El castillo está enclavado en la roca, de ahí su nombre: castillo en una cueva. Tiene una historia muy interesante, habíamos leído que no era para tanto y que ha decepcionado a muchos, quizá por eso porque nuestras expectativas no eran demasiado altas, nos encantó. La visita es con audio-guía. Hay varias estancias que recorrer y muchos restos de las veces que fue asediado a lo largo de la historia. Del mismo modo hay rincones ocultos que hacen que para los niños sean mucho más divertida la visita.

El recorrido dura unos 45 minutos y eso sí, es poco accesible, pues hay muchos escalones.

PIRAN

Nuestro viaje se acercaba poco a poco al final, después de 10 días desde que empezamos en Bolonia nos dirigíamos al último destino dentro de Eslovenia. La ciudad de Piran.

No hemos estado en Croacia, pero nos pareció que tiene que ser muy similar.  Tardamos una hora desde el castillo de Predjama y tuvimos que dejar el coche a las afueras de la ciudad, pues está prohibida la entrada a vehículos. Hay un parking bastante grande Parking fornace, donde dejar el coche por 12€ y desde allí a pocos metros hay una parada de autobús para tomar el bus gratuito que te deja en el centro de la ciudad.

Cuando llegamos al alojamiento comprobamos que los dueños nos habían dejado una tarjeta con la que podríamos habernos ahorrado el pago del aparcamiento, pero ya era tarde…

Nuestro alojamiento se encontraba en el centro de Piran, en una calle estrechita y era fantástico. Un estudio en la ciudad en el que estuvimos muy a gusto: Traditional Piran Studio.

Piran es una ciudad marinera situada en la costa adriática con un aire ligeramente italiano, que puede recordar a Venecia. De hecho fue invadida por los venecianos quienes dejaron múltiples edificios de aquella época.

Lo ideal es recorrer el centro y subir al mirador de la muralla, al que tardaréis unos minutos desde el centro y desde el que tendréis una vista fantástica de la ciudad. Como buena ciudad costera tiene multitud de restaurantes de marisco y pescado y cenamos en uno que nos supo a gloria.

Fue un broche de oro para finalizar nuestro viaje por Eslovenia. Al día siguiente dimos un breve paseo por la ciudad adriática para luego coger el coche y volver a Bolonia. Paramos en Ferrara aunque estaba diluviando y solo pudimos comer y seguir nuestro camino al aeropuerto.

Eslovenia nos ha cautivado totalmente, semana santa, aprovechando los días anteriores y posteriores es un acierto para visitarla. Pues no está tan masificada y aunque algunos lugares aún estaban cerrados pudimos ver casi todo lo que teníamos marcado.

¿Habéis podido disfrutar Eslovenia en familia? ¿con amigos? ¿os gustó?

No Comments

Post A Comment

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar